Que es la No-Violencia?

¿Qué tiene de difícil entender la paz, el amor y la comprensión?

La no-violencia se distingue más de la violencia por la actitud que mantenemos hacia nuestros oponentes. Mientras que el enfoque violento ataca verbal o físicamente a un “enemigo” en pos de sus fines, la no-violencia mantiene una consideración positiva por el oponente en todos los niveles. Se espera que las organizaciones miembros del Centro de Justicia y Paz de Houston, en el curso de su trabajo por la paz y la justicia, ejerzan la no-violencia en palabras, hechos y actitudes. El espíritu de la no-violencia está bien reflejado en los “Seis principios de la no-violencia” de Martin Luther King.

Seis principios de la no-violencia de Martin Luther King:

  1. La no-violencia es una forma de vida para las personas valientes; es una resistencia activa no-violenta al mal; es agresiva espiritual, mental y emocionalmente; siempre está persuadiendo al oponente de la justicia de tu causa.
  1. La no-violencia busca ganar amistad y comprensión. El resultado final de la no-violencia es la redención y la reconciliación. El propósito de no-violencia es la creación de la Comunidad Amada.
  1. La no-violencia busca derrotar a la injusticia, no a las personas. La no-violencia reconoce que los malhechores también son víctimas y no personas malvadas. La resistencia no-violenta busca derrotar al mal, no a las personas.
  1. La no-violencia sostiene que el sufrimiento puede educar y transformar; la no-violencia acepta el sufrimiento sin represalias; la no-violencia acepta la violencia si es necesario, pero nunca la infligirá; la no-violencia acepta voluntariamente las consecuencias de sus actos; el sufrimiento no aprendido es redentor y tiene tremendas posibilidades educativas y transformadoras. El sufrimiento tiene el poder de convertir al enemigo cuando la razón falla.
  1. La no-violencia elige el amor en lugar del odio. La no-violencia resiste la violencia del espíritu y del cuerpo. El amor no-violento es espontáneo, desmotivado, desinteresado y creativo. El amor no-violento da de buena gana, sabiendo que el retorno puede ser hostilidad. El amor no-violento es activo, no pasivo.

El amor no-violento es interminable en su capacidad de perdonar para restaurar la comunidad.

El amor no-violento no se hunde al nivel del que odia.

El amor al enemigo es cómo demostramos amor por nosotros mismos.

El amor restaura la comunidad y resiste la injusticia.

La no-violencia reconoce el hecho de que toda la vida está interrelacionada.

  1. La no-violencia cree que el universo está del lado de la justicia. La resistencia no-violenta tiene una fe profunda en que la justicia finalmente ganará. La no-violencia cree que Dios es un Dios de justicia.
Share this: